Cómo mantenerse hidratado
Julio 18, 2016
Cuando reemplazar nuestro brasier deportivo
Julio 20, 2016
Show all

¿Estás ingiriendo mucha proteína?

La proteína es realmente esencial para la salud de las personas. Si buscas perder peso, debes seguir una dieta baja en carbohidratos y alta en proteína. Aquí te lo explicamos.

Son las proteínas quienes nos dan la sensación de estar satisfechos después de cada comida y a su vez nos brindan ese plus que necesitamos para nuestros entrenamientos. Pero, ¿acaso se pueden ingerir demasiadas proteínas?

Para una mujer adulta, el Instituto de Medicina recomienda 46 gramos de proteína por día  y 56 gramos para el hombre adulto promedio. Los deportistas, las personas mayores, las personas que se recuperan de lesiones o enfermedades y las mujeres embarazadas o lactantes necesitan alrededor de un 25 por ciento más proteína.

Señales de que consumes mucha proteína:

Aumento de peso
Si aumentas el consumo de proteína y no disminuyes, por ejemplo el consumo de carbohidratos, tendrás un exceso de proteína y calorias. Sobre todo si llevas una vida sedentaria, definitivamente aumentarás de peso.

Estás deshidratado
El exceso de proteína se filtra a través de nuestros riñones.  Las proteínas nos dan nitrógeno a nuestro cuerpo, por ello nuestros riñones necesitan agua para eliminar ese nitrógeno. Si consumes menos carbohidratos, tu cuerpo retendrá menos líquidos también.

Sufres de problemas digestivos
¿Sientes náuseas?  ¿Estás con indigestión o estreñimiento? Si aumentas tu ingesta de carne, pescado, pollo, queso y otros productos lácteos en una dieta alta en proteínas y no llegas a comer suficiente fibra, los riñones utilizan el agua de tu cuerpo para poder liberar el nitrógeno y se produce el estreñimiento.

Tienes mal aliento y dolores de cabeza
Si sigues una dieta baja en carbohidratos con un aumento de proteínas y grasas, tu cuerpo puede entrar en un estado de cetosis. En la cetosis, tu cuerpo se utilizará la grasa como combustible en lugar de los carbohidratos. El mal aliento y dolores de cabeza son un efecto secundario de la cetosis.

Lo ideal es que si consumes muchas proteínas, aumentes también el consumo de fibra en tu dieta diaria. Además no olvides que es muy importante que tu cuerpo también reciba antioxidantes, vitaminas y minerales,  los cuales se encuentran en los granos, verduras y frutas.

Recuerda que podemos encontrar importantes cantidades de proteínas en la carne, pescado, huevos, productos lácteos, legumbres, nueces y semillas. Algunos vegetales también contienen cantidades generosas de proteína—por ejemplo, la espinaca. No olvides también de mantenerte hidratado y de realizar alguna actividad física diariamente.

Comments are closed.

X