Corre por un Héroe 5k
Junio 19, 2018
1° Torneo Nacional de Patinaje de Velocidad
Junio 20, 2018
Show all

Beneficios del Yoga para nuestros huesos

¡Practicar  yoga es tan beneficioso para nuestra salud! Es mucho más que un ejercicio físico, pues también involucra a nuestro estado mental, emocional y espiritual.  No solo nos ayuda a combatir el estrés, la ansiedad, despejar la mente y a mantenernos en forma; también puede prevenir la osteoporosis.

La osteoporosis, se caracteriza por hacer que nuestros huesos sean débiles y frágiles, debido a la pérdida de calcio. Esto puede causar fracturas y afecta más a mujeres que a hombres alrededor del mundo. Las más afectadas en nuestro país son las mujeres posmenopáusicas; es decir, más del 7% de mujeres entre 40 y 60 años y casi el 30% de mujeres mayores de 60 años*.

Una de las causas de la osteoporosis es la falta de actividad física. Una buena estrategia preventiva es hacer algún ejercicio de fortalecimiento óseo y asegurarse de seguir una dieta saludable para los huesos. Por esta razón, el yoga es una disciplina que debes practicar. 

Un estudio ha comprobado que al menos 12 minutos de yoga diario puede prevenir la osteoporosis y evitar la pérdida de masa ósea. Este studio ha sido realizado por el Dr. Loren Fishman, Director Médico de Manhattan Physical Medicine and Rehabilitation en la ciudad de Nueva York, y sugiere que cuando las personas practicaban yoga por solo 12 minutos por día durante un período de dos años, su densidad ósea aumentaba.

“El yoga, al oponer un grupo muscular contra otro, estimula la formación de osteocitos, y esto aumenta la masa ósea”, subrayó el experto.

Para llegar a esta conclusión, Fishsman, junto a otros colegas, llevó adelante un experimento con 227 personas que realizaron, durante diez años, una rutina de 12 minutos de yoga a diario, o al menos, interdiario. Cuando comenzó el estudio, los participantes tenían en promedio, 68 años y el 83% de ellos sufría de osteoporosis u osteopenia.

Practica Yoga

Si aún no practicas esta increíble disciplina, te sugerimos comenzar con las poses más fáciles por un tiempo. Una vez que las hayas dominado, pasa a otras poses que un poco más de esfuerzo y presión sobre los huesos. Y finalmente, si te sientes listo, prueba las poses clásicas. ¡No te intimides! Todos podemos aprender.

 

*Referencia: 

https://www.iofbonehealth.org/sites/default/files/media/PDFs/Regional%20Audits/2012-Latin_America_Audit-Peru-ES_0_0.pdf

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4851231/

 

Comments are closed.

X